12 septiembre 2011

Hay que aprovechar las cosas

Haciendo limpieza en el ropero, me encontre con esta camisola que ya ni me acordaba de ella.
Aproveche para ponerle un aplique de patch, eso si, de muchos colores para poder ponermela con cualquier ropa, pero como a mí cuañada le gusto, la muy lista se la quedo. La verdad es que a ella le queda mejor que a mí.
Por supuesto quien lo bordo fue mi madre, que para eso lleva toda la vida bordando.

1 comentario:

Marietta dijo...

Te ha quedado muy mona!!
Le da un toque muy original a la camiseta.
Besetes